Vanessa Martínez es una deportista y escritora de autoayuda/crecimiento personal. Es autora de la trilogía literaria “El éxito es sexy”.

Nacida el 18 de Septiembre de 1981. Es la pequeña de 4 hermanos. De pequeña tuvo dificultades en los estudios. Suspendía con regularidad, y el nulo apoyo de su familia era vigente a diario. Pasaba la mayor parte del tiempo dibujando en las carpetas y pensando en coreografías durante la estancia en clase. Todo ello la llevó a pasar por una dura adolescencia, en la que el resto de las madres la rechazaban y prohibían a sus hijas, a relacionarse con ella. Pese a ello, Vanessa siempre sonreía y nunca dejaba de ser feliz.

A loa 14 años trató de recoger su mochila de la mesa y quedó paralizada, su cuerpo no respondía y era incapaz de moverse. Fue llevada al hospital en el que, tras una serie de pruebas le retiraron una abreviación en la columna vertebral, fruto del desgaste en los discos. Recibió una faja ortopédica que la acompañaría durante dos años. Tan solo le permitieron hacer natación y gimnasia correctiva, puesto que por aquel entonces, el deporte era su principal interés. La frustración de no poder bailar forzó a Vanessa a encerrarse en casa durante meses, donde cayó en depresión. Tomó medicación sin éxito alguno.

Para contentar su antojo deportivo, Vanessa se pasaba horas viendo campeonatos de aerobic por televisión. Paralelamente, estrechó lazos con su entrenadora personal de gimnasia correctiva, quien compitió en el pasado logrando grandes éxitos. Dispuesta a recuperar el tiempo perdido y manteniéndolo inicialmente en secreto, Vanessa empezó a entrenar sin la faja ortopédica forzando su cuerpo a un esfuerzo sobrehumano.
Al llegar a casa padecía de un dolor muscular el cual difícilmente pudo disimular. Fue descubierta una tarde en el gimnasio por su entrenadora, para entonces la joven deportista ya entrenaba con menos dolor.

“El mundo cuántico
está revelando y orquestando todo lo que necesitas para lograr tus sueños.”

Compadeciéndose de ella, su entrenadora guardó el secreto permitiéndole seguir entrenando sin la faja. Por desgracia, la madre de Vanessa terminó enterándose y la desapuntó del gimnasio. Aquello no impidió que siguiera viniendo a escondidas. Tenía un propósito y estaba dispuesta a lograrlo, fuera cual fuera el precio a pagar.

Tiempo después, aprendió a peinarse y maquillarse por su cuenta, visualizándose a sí misma compitiendo de la manera que siempre imaginó. Entrenó cada vez más horas al día hasta que, con el tiempo, logró ser campeona de aerobic de su modalidad durante tres años consecutivos. Tras completar aquel logro, Vanessa se replanteó su siguiente avance. Quería ayudar a los demás, enseñar la clave del auto superación. Su entrenadora le sugirió apuntarse a las pruebas para enseñar a cheerleaders. Entre 2000 candidatas, fue una de las diez elegidas.

Al año siguiente, empezó a trabajar como coreógrafa y organizadora de espectáculos en eventos y discotecas. Su familia siguió sin verlo correctamente, completamente ajenos a su sueño de bailar. Finalmente, su hermana le consiguió un puesto administrativo en una empresa de venta y comunicación. Vanessa ascendió a un ritmo vertiginoso, no por ello se sentía realizada. El sueño de bailar la perseguía, pero decidió tomar su trabajo actual como algo temporal con tal de subsistir, mientras prometía volver al deporte en un futuro cercano.

COLABORACIONES

Fue trabajando como administrativa cuando conoció a su expareja, siendo la principal influencia que la apartó de la danza. Consiguió un puesto directivo en una multinacional, tuvo éxito en todas las áreas y viajaba con regularidad, fruto del interés de otras empresas por conocerla e invitarla a conferencias de inmenso aforo. Por fin, había logrado la imagen perfecta para todos. Sin embargo, ella seguía sin sentirse auténtica.

Con la enfermedad de su padre volviéndose cada vez peor, Vanessa decidió dejarlo todo para estar a su lado hasta que falleció. Desde ese día, decidió dejar el trabajo en un segundo plano y se puso la meta, de conocerse realmente a sí misma. Abandonó a su pareja, se marchó de la empresa en la que estuvo trabajando tanto tiempo como directiva, y se retiró al bosque donde meditar.

Una revelación la hizo despertar. Vanessa habla de ello y de cómo le cambió la vida en su trilogía literaria. Proyecto emblemático de su vida escrito y proporcionado, para ayudar a otros a encontrarse a sí mismos y no rendirse nunca ante las adversidades,siendo las mismas que ella tuvo que soportar desde niña hasta el día de hoy.

MI LIBRO

Vanessa Martínez establece en estas páginas una conexión muy especial con el lector, con sus queridos soñadores. Su estilo, natural y fresco, a la vez que profundo, te hará encontrarte contigo mismo y saber qué es lo que realmente deseas en tu vida. A través de su historia personal te facilitará las herramientas que a ella le han funcionado para poder transformar su vida, igual que tú lo harás si así lo deseas y te comprometes contigo mismo.

Episodios potentes y sorprendentes que harán que no pierdas ni un minuto más de tu vida negociando con tu mente y ponerte a la acción.

Esta vez, si vas en serio, puedes crear lo que desees. No es casualidad que estés leyendo estas frases. Los límites que encuentras en tu vida son todos mentales. Este libro te llevará a experimentar como tus sueños, tus objetivos y tus deseos vienen de camino hacia ti fácilmente.

Con este libro, el éxito es sexy, aprenderás a entrenar tu mente para que escuche a tu corazón.

¿ESTAS PREPARADO PARA DAR UN SALTO CUÁNTICO?

Vanessa Martínez Cañadas te acompaña.

Todo es posible.

¿TE GUSTARÍA PUBLICAR TU PROPIO ARTÍCULO?

!NO ESPERES MÁS!