CÓMO GUSTARLE A TU CRUSH

Muchas veces te has preguntado, como gustarle a tu crush. Si no sabes lo que es, te cuento: crush no es el personaje de Crash Bandicoot para Playstation. Ni tampoco es un fallo del router por ver porno. Crush viene del inglés y significa básicamente “persona que te mola”. También podríamos denominarlo como “persona que hace que te masturbes por la noche”. Pero quedaría muy machista, y no quiero que las feminazis hagan una recogida de firmas para cerrar mi web. Lo dejaremos en lo primero, suena más cuqui.

Aclarado esto, te voy a responder a los consejos que te han dado para enamorar a tu crush: sé tú mismo, habla con el corazón, a los chicos/as les gusta la gente real. Seguro que así lo/la conquistas. ¡UNA PUTA MIERDA PARA TI!

Seamos realistas. Si todo el mundo fuera 100% transparente, nos mataríamos a guantazo limpio por decir lo que pensamos. Esto no vale solo para conquistar a tu crush, vale para todo. Como por ejemplo, no cagarla en una entrevista de trabajo, o mentir a tus padres de puta madre para que te dejen salir de fiesta. Tienes que ser listo, apañado y sobretodo, ocurrente. Puede que siéndolo, dejes de ser tú mismo. Pero ¿A quién le importa? A tu crush desde luego que no. De hecho, hasta le pone que seas así. Juega con eso.

COMO GUSTARLE A TU CRUSH EN UNA CITA

Lo primero de todo, el aspecto.

Ni se te ocurra llevar una camisa en verano. No solo por el calor, sino porque es un conjunto muy típico. Si eres chica, olvídate de llevar escote. Estarás muy buena y lo que tú quieras, pero son estilos que se ven desde lejos como alguien que pretende ligar. Dale más misterio a tu indumentaria. Una camiseta de manga corta, o unos tirantes de color sencillo dicen mucho más y al mismo tiempo, generan interés. La gente despreocupada por su estilo de ropa, tiene mucho que aportar.

Puedes llevar colonia, pero no te pases. Si a tu crush le sangran los ojos por el olor, es que algo no va bien.

Lo segundo, controla tu cuerpo.

Tú no te das cuenta, pero tienes tics. Te frotas las manos, te rascas el pelo, miras a un huevo de lados por no saber qué decir. Relájate. Si estás nervioso, tu crush se pondrá nervioso. Tampoco te pongas en plan estatua, eso acojona. Simplemente disfruta del ambiente. No pienses en él o en ella como un objetivo de vida o muerte. Aunque no os lieis en la primera cita, no es el fin del mundo. Hay más días para quedar. Quédate tranquilo.

Lo tercero, la mirada.

Lo básico es que le/la mires a los ojos, para que vea cómo le prestas atención. Aunque no te importe un carajo lo que te cuente y lo vayas a olvidar en la próxima hora, tu mírale/la a los ojos. No todo el rato, ya que parecerás un búho en plena noche. O un yonki del Row que va pasado de Redbull. Y lo que no es Redbull ;). Pues eso, la mirada centrada la mayor parte de la cita.

Cuarto, no sonrías en exceso.

Puede que tengas la sonrisa Trident más sexy de España, pero no abuses. Si te ríes todo el rato, parecerás mongolo/a. Y tu crush pensará: se ríe con cualquier chorrada que le suelto. Vaya personalidad. ¿A ti te gustaría que te rían los comentarios SIEMPRE? Al final cansa. Sonríe solo de vez en cuando, y sólo cuando ella haya querido hacer la gracia.

Quinto, el tema de conversación.

Tiene que ser de tu crush, tu crush, tu crush, tu crush y adivina qué viene ahora: tu crush. Que se enrolle lo que quiera. Tú escucha y sigue preguntando. No lo hagas en plan madre tocacojones, como ¿Dónde has estado? ¿Con quién? ¿Por qué? ¿Pero de qué lo conoces? Da mucho por culo y parece un interrogatorio.

Sé más astuto/a. En vez de hacer la pregunta ¿Qué hiciste ayer? Suéltale: Ayer tuviste el día completo fijo. En vez de preguntarle ¿En qué trabajas? Suéltale: Cuando vayas a currar, piensa que es un día menos para las vacaciones. Eres ocurrente, gracioso/a, no has preguntado, y en menos de cinco segundos, tu crush está contándote su vida. Ese es el truco: coge las preguntas que quieras hacer, y disfrázalas para que NO parezcan una pregunta. Ojo, puedes preguntar también. Pero no te acostumbres. Y solo habla de ti, si él/ella te pregunta. O si lleváis media hora hablando de él/ella. Tampoco vas a ser el que escucha todo el rato.

Por cierto, no intentes hacerte el/la gracioso/a burlándote de sus comentarios. Parecerás imbécil.

Y sexo. Perdón, digo sexto. Como se nota que pienso en mi crush.

¿Dónde se acaba la cita? En el mejor momento. Cuando esté sonriendo, riéndose y absolutamente pendiente de ti, te vas. ¿Por qué? Para dejarle con las ganas. Para que vea que estás ocupado aparte de hacerle/a reír. Pero sobretodo…porque si sigues hablando te vas a cansar, y perderás la fuerza para seguir siendo interesante. Te piras sin más. Y te garantizo, que tu crush se acordará de ti durante las próximas 24 horas.

Resumiendo: Vístete normal, relájate, mírale/la a los ojos, sonríe lo justo, hablad de él/ella la mayor parte, no preguntes tanto, y termina la cita en el mejor momento. Y ya está. Y si te preocupa dejar de ser tú mismo por un momento, piensa esto. En la primera cita, NADIE es transparente al 100%. Pero una vez le gustes a tu crush, tienes la oportunidad para ir desvelando tu verdadero yo, en cada cita que tengáis. Hazlo despacio. Tú mejor que nadie deberías saber, que lo bueno se hace esperar.

Y si no sabes esperar, es que eres un ansias que solo piensa en follar. ¡Madura!

Sígueme en Instagram si te da la gana pulsando aquí.

Si te ha gustado como gustarle a tu crush y quieres leer más chorradas, pulsa aquí.

Te quiero 🙂

Abrir chat
¿En qué podemos ayudarte?
¿En qué podemos ayudarte?