La ceremonia del amor o LoveFest, es un evento anual para desarrollar 21 horas seguidas de purificación interior. Mediante una serie de prácticas, el maestro de ceremonias suaviza la mente y conecta con el corazón de cada presente, haciendo que surja toda la sabiduría y el amor presencial, lo que eres pero no recuerdas.

El equipo de Ghomafilms tuvo el privilegio de asistir a la ceremonia, como invitados de honor. Allí entrevistaron a dos de los organizadores del evento, quienes aprovecharon para contar los detalles más importantes, que caracterizan este movimiento.

El origen

La cuna del nacimiento LoveFest parte desde la India, donde dicho tipo de prácticas se realizan con regularidad. La meditación, la conexión, el trato, son fundamentales a la hora de alcanzar el punto de la relajación. No se necesita experiencia previa con tal de participar, pues el mismo acto de probarlo, produce la magia.

Qué veremos

El cronograma fue diseñado exclusivamente para conectar. Las fases a seguir se citan a continuación:

Primera fase: El fuego sagrado. Una corriente chamanica solamente obtenible a cambio de una entrega, en este caso tabaco. Cuando se ofrece, se cede también su palabra. Queda prohibido hablar durante diez horas en el interior del recinto. Se puede salir afuera siempre que se desee. La prohibición de todo impulso lingüístico, se justifica con el hecho de que se abandona la energía en el exterior, y recibes una nueva en el interior. Las actividades lo potencian.

Segunda fase: Meditación tantra en pareja. Se descubre que la persona enfrente de otra es el reflejo mutuo. Producen una unión y de ahí, surge el amor. Varios cánticos lo componen.

Tercera fase: Masaje Tai entre todos. Por parejas.

Cuarta fase: Kirtan. Cantos emocionales los cuales repiten mantras a diez minutos por canción. Con cada repetición, se produce una recarga de energía formada por miles de años en cada mente aplicada.

Quinta fase: Sadana. Práctica de Yoga compartida en la que integras tu alma con los demás.

Sexta fase: Shapsi. Oración milenaria realizada a las cinco y media de la mañana, con la preparación colectiva para la salida del sol.

Séptima fase: Baños de gong. Se tocan los instrumentos provocando la vibración conjunta del universo. Todo lo retenido sale a la luz. La duración es de 45 minutos.

Intentadlo, siente la llamada de participar en este tipo de eventos. En todos los que podáis. No se necesita nada. Hacemos que todo el entorno y ambiente se transmita con mucha facilidad y hermosura, sin forzarte, para que lo abraces todo.        “DIEGO ARNOLD”