23:07

cartel publicitario

“23:07″ es un cortometraje de terror escrito, dirigido y protagonizado por Javier Ghoma. Es el tercer proyecto del repertorio inicial de Ghomafilms.

Argumento

La historia se centra en Víctor Ramírez, un joven de 21 años que se despierta encerrado en el interior de un coche sin saber cómo ha llegado ahí. Las ventanas se encuentran tapadas con plástico negro y la única luz de la que dispone son las luces del techo del vehículo y el propio teléfono. En la guantera encuentra una pistola cargada que misteriosamente, es incapaz de agujerear el cristal con alguna bala. Con el paso del tiempo va contemplando todo tipo de efectos paranormales tales como la radio encendiéndose sola, voces femeninas pidiendo ayuda, llamadas telefónicas inquietantes, hasta una serie de fotos en las que se muestra su rostro cada vez más demacrado. Poco a poco se va dando cuenta de que se le acaba el tiempo y debe descubrir la forma de escapar con vida para descubrir lo que le está pasando antes de que sea demasiado tarde.

Personajes

·Víctor Ramírez: Un joven de 21 años que se despierta encerrado en un coche sin saber lo que le ha pasado. A lo largo de la historia va visualizando toda clase de presencias demoníacas y efectos paranormales. Se da cuenta que se le acaba el tiempo y debe descubrir la forma de escapar lo antes posible.

·Los espectros: Apariciones demoníacas en forma de chicas con el rostro demacrado. Atormentan a Víctor durante su pesadilla golpeando el cristal o gritándole en la oscuridad. Se caracterizan por llevar bata de hospital y tener la piel pálida con rasgos de desnutrición.

·Niña demonio: Aparece en el asiento trasero del coche con la cara tapada por el cabello, llena de heridas. Es el único espectro que no ataca a Víctor, únicamente le señala acusándole de ser el responsable de su muerte.

·El hombre de negro: Una figura inquietante caracterizada por llevar ropa negra y una máscara hecha con plástico negro, similar al material de la que están hechas las bolsas de cadáveres. Este personaje aparece en ciertos intervalos de la historia y al contrario que los espectros, ayuda a Víctor dándole pistas. Suele señalarle el teléfono para que vea un nuevo archivo recibido u también señala a la ventana en un momento de clímax para advertirle que los espectros están a punto de entrar. Solo puede ser contemplado a través del retrovisor, a excepción de la escena final que aparece sentado en el asiento de copiloto.

·Voz de Víctor: Es la voz del chico escuchada por teléfono al final de la historia. Destaca por tener una labia particular llena de palabras clave que sirven como indirectas para descubrir la verdad. Su mensaje final es lo que explica el motivo de su encierro.

·Voz de mujer: Voz de una mujer pidiendo ayuda mientras sufre de dolor. Víctor la oye a través de la radio en mitad de unas interferencias, la mujer llega a descolocarle tras decir su nombre antes de que se pierda la señal.

·Tele operadora: Voz femenina que se oye en ciertas llamadas enviadas al teléfono de Víctor. La primera vez solo informa de que el número al que llama no se encuentra disponible. Más tarde se le escucha una segunda vez hablando con Víctor, tratando de calmarle y diciéndole que van a sacarle de ahí. Pronto se descubre que no es más que un mensaje de contestador repitiéndose una y otra vez.

Ficha artística

Víctor Ramírez – Javier Ghoma
Hombre de negro - Ernesto Guerrero
Tele operadora – Irina Moreno

Niña demonio
Susana Alonso
Olaya Fernández

Espectros
Irina Moreno
Laura Solé
Iris Martín
Sheila Quevedo
Aina Llobet
Raquel Pérez
Susana Alonso
Olaya Fernández

Ficha técnica

Dirección
Javier Ghoma

Producción
Javier Ghoma

Guión
Javier Ghoma

Auxiliar de cámara
Ernesto Guerrero

Vestuario
Susana Segura

Maquillaje
Hadu Romero

Curiosidades

·Ghoma fue muy específico en su casting para seleccionar a las chicas que hicieran de demonios, todas eran castañas o morenas. No quiso que ninguna rubia participara en este proyecto por temor a que la saturación del pelo remarcara sobre la atmosfera sombría que pretendía transmitir.

·Olaya Fernández, la niña que interpreta a una de las niñas demonio, admitió haberse asustado en la escena donde los espectros golpean el cristal, aunque ella también los golpeara.

·El vestuario de los espectros fue cortesía de Susana Segura, madre de Susana Alonso, una de las niñas demonio.

·Para simular un exterior borroso en la escena de las manos, Ghoma utilizó exactamente 30 hojas de papel vegetal para recubrir las ventanas del coche.

·Las ventanas del coche estaban tapadas con plástico negro.

·El rodaje se realizó en el garaje de la comunidad donde vive el propio Ghoma.

·El diario de víctimas es un homenaje al cuaderno casero que aparece realizándose en la introducción de la película Seven, dirigida por David Fincher y protagonizada por Morgan Freeman, Brad Pitt y Kevin Spacey.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.